10 Técnicas Fáciles De Relajación Que Alivian Rápidamente El Estrés

El estrés puede manejar tu vida si lo dejas. El estrés es como un compañero molesto en un largo viaje por la carretera. A veces es útil y te hace crecer como persona, pero otras veces quieres pisar el freno y decir “¡basta… y salir!”

Además, el estrés produce complicaciones como enfermedades crónicas, incapacidad para perder peso rápidamente, y otras afecciones indeseables. En lugar de permitir que el estrés haga explotar tus fusibles, imposibilite tu pérdida de grasa abdominal y arruine tu salud, detente y sigue estas 10 técnicas de relajamiento.

1. Respiraciones profundas y lentas

La forma más rápida de aliviar el estrés es respirar profundamente. En realidad, debes respirar profundo varias veces y centrar tu atención en tu respiración. La respiración profunda estimula el sistema nervioso parasimpático que te calma. Como resultado, las hormonas del estrés como el cortisol y la adrenalina se normalizan. Cuando estas hormonas están bajo control, mejora tu sistema inmunológico y tu salud en general.

2. Alivia la tensión en tu cuerpo.

Antes de pasar a la meditación, es una buena idea descomprimirte. El estrés complica tu cuerpo, poniéndote tenso, especialmente en los hombros, la cara, la espalda y el cuello.

Una buena forma de descomprimir es rodar sobre una pelota de ejercicios o un rodillo de espuma. Para tu cara, coloca un paño húmedo y tibio sobre ella para aliviar la tensión. Respira mientras haces esto y despeja tu mente de la negatividad.

3. Practica la meditación.

Ahora que estás listo para meditar, encuentra una posición cómoda. Recomiendo acostarte de espaldas sobre una estera de yoga en un piso duro. Esto alineará tu cuerpo y ayudará a resolver cualquier problema en tu espalda. Esto ayuda especialmente si te sientas en una computadora todo el día.

Luego respira profundamente por un minuto y luego reduce la velocidad de tu respiración. Ahora piensa en pensamientos positivos o trata de no pensar en nada específico por un tiempo. Puedes ser todo lo creativo que desees con tus meditaciones, como agregar música suave o velas aromáticas. Cada vez que meditas, formas nuevas vías para sobrellevar el estrés.

4. Escucha música.

Ciertos tipos de música realmente pueden relajarte. Recomiendo música sin letras. La música clásica, la flauta nativa americana, o la música celta son bastante efectivas. Por supuesto, siempre puedes relajarte con tus canciones favoritas. Realmente se trata de lo que prefieras.

5. Agradece.

Mientras meditas o escuchas música, piensa en todas las cosas por las que estás agradecido. Piensa en las personas que te han ayudado cuando más las necesitabas. Cuando yo hago esto, debo comunicarme con mis amigos o familiares para saludarlos. Esta comunicación de mi parte a menudo conduce a hacer planes divertidos. Entonces tengo algo que esperar y me da la oportunidad de agradecer a mis seres queridos en persona.

6. Conéctate.

Ser agradecido es a menudo el primer paso para conectarte con amigos y familiares, pero también podemos conectarnos con nuevas personas y grupos sociales útiles. La interacción positiva con los demás siempre es una gran fuente de alivio del estrés. Tener un sentimiento de pertenencia es una necesidad humana básica. Si descuidamos esta parte de nosotros mismos, a menudo descubriremos que el estrés es nuestro único acompañante. Y no queremos eso.

7. Debes reírte.

El humor es bueno para el alma y para reducir el estrés. Si has tenido un día largo y serio, relajate y mira una buena comedia. A mi me gusta llamar a uno de mis amigos graciosos… alguien que conozco a quien le gusta gastar bromas o se burla de cosas. Incluso puedes intentar descifrar algunos chistes tú mismo.

8. Vive el ahora.

Algunos lo llaman “vivir el presente”. Esto significa que no debes preocuparte por el pasado o el futuro; solo disfruta de lo que tienes enfrente ahora. La mayoría de las veces cuando vivimos en el ahora, notamos que no hay nada realmente malo. Miramos alrededor y todo está bien.

9. Escucha a tu cuerpo.

Bajo el estrés, tendemos a olvidarnos de nuestros cuerpos y nuestra salud. Simplemente nos aceleramos a máxima potencia sin pensar. En cambio, disminuye la velocidad y escucha a tu cuerpo. Calma tu mente y mira si puedes darte cuenta de cualquier dolor en tu cuerpo. Puede haber dolor por la ansiedad que es como una sensación de hundimiento en el pecho que te pone triste. Si hay dolor muscular, date masajes. Escucha todo y relaja todo.

10. Levántate y activate.

Por último, pero no menos importante, haz un cambio para cambiar tu estado de ánimo. Sal a caminar, anda en bicicleta, haz algo de ejercicio cardiovascular en el piso. Haz algo de Yoga. Es realmente notable cómo el ejercicio y el aire fresco pueden cambiar totalmente tu estado de ánimo. Solo recuerda cuando comienzas, olvida tus problemas. No los lleves a caminar contigo. Ya han tenido suficiente de tu precioso tiempo. Este es tu tiempo y te lo mereces.

Espero que este artículo te haya ayudado. Desafortunadamente, hay toneladas de consejos sobre dietas y ejercicios en línea que parecen buenos consejos, pero en realidad están saboteando tu pérdida de peso por una razón muy específica.

MATERIAL RECOMENDADO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *