El Paracetamol y El Embarazo Es Una Mala Mezcla?

Aqui otro informe que vincula la toma de paracetamol y el embarazo con problemas de conducta en los niños puede dejar algunas mujeres embarazadas preguntándose si deben usar este analgésico.

El acetaminofén presente en el paracetamol es el ingrediente principal en Tylenol y muchos otros medicamentos para el dolor. Es a menudo uno de los únicos analgésicos que los doctores recomiendan a las mujeres embarazadas para el dolor o la fiebre.

Durante mucho tiempo se ha considerado que es seguro durante el embarazo y es utilizada por un gran número de mujeres embarazadas en los Estados Unidos y en el mundo.

Los expertos están divididos en la fuerza de los estudios que vinculan la medicación a los problemas conductuales. Ninguno de ellos demostró que los medicamentos causaban problemas de salud – sólo mostraban una asociación.

Y el dolor no tratado o la fiebre durante el embarazo también pueden acarrear riesgos para el feto.

En un estudio realizado el 2014 de 871 niños, se vinculó el paracetamol a los síntomas del TDAH en niños de 7 y de 7 años de edad a11.

Thompson dice que aún se necesitan más estudios, pero “los resultados son consistentes”.

En el estudio más reciente, los investigadores examinaron datos de casi 7.800 madres.

La preguntaron a las madres sobre el uso de paracetamol a las 18 y 32 semanas durante sus embarazos, y de nuevo cuando sus hijos tenían 5 años de edad. Cada vez, se les preguntó si habían usado el analgésico en los últimos 3 meses.

Paracetamol y El Embarazo

A las 18 semanas, más de la mitad de las madres reportaron haber usado acetaminofeno; Alrededor del 40% reportó su uso en la semana 32.

En general, los niños cuyas madres tomaron acetaminofén o paracetamol durante el embarazo fueron 1,4 veces más propensos a tener problemas de conducta y 1,3 veces más probabilidades de ser hiperactivos.

“Diría que tenemos pruebas del paracetamol y el embarazo que está vinculado a las dificultades de comportamiento”, dice Evie Stergiakouli, PhD, profesora de epidemiología genética en la Universidad de Bristol en el Reino Unido y líder del estudio reciente.

“Sin embargo, debemos señalar que el aumento del riesgo es muy pequeño, eso es un punto muy importante”.

Ella señala que el estudio tenía limitaciones – no se midio cuánto acetaminofén tomaron las mujeres o por cuánto tiempo. Las mujeres tampoco informaron por qué usaron acetaminofén.

* Los niños cuyas madres tomaron acetaminofeno durante el embarazo fueron aproximadamente 1,3 veces más propensos a tomar medicamentos con TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad) o tienen conductas similares a las del TDAH a los 7 años.

* Los niños nacidos de mujeres que habían tomado paracetamol durante el embarazo eran 1,4 veces más propensos a tener síntomas de hiperactividad e impulsividad que aquellos cuyas madres no, según investigadores españoles que siguieron a más de 2,600 pares madre e hijo durante 5 años.

También encontraron que los chicos tenían más síntomas de autismo si sus madres tomaban acetaminofén durante el embarazo. El estudio observó la frecuencia del uso de acetaminofén y se encontró un mayor riesgo con más uso.

* Un estudio publicado este año de más de 53.000 niños en Noruega mostró un vínculo entre el uso de paracetamol y el embarazo, además del asma infantil, aunque no se observó la cantidad de acetaminofén que se tomo.

Los que hicierón el estudio encontraron que el uso de acetaminofeno para resfriados, gripe, fiebre y dolor durante el embarazo mostró una “asociación modesta” con el asma en niños de 3 y 7 años.

“Los datos parecen al menos apuntar a una correlación o vínculo entre el paracetamol y el embarazo”, dice Rebecca Hoover, PharmD, profesor asistente de farmacia en la Universidad Estatal de Idaho, que dirigió el estudio sobre los comportamientos de TDAH a los 7 años.

Pero, añade, “creo que no hay suficiente evidencia para cambiar la práctica. … Yo no diría que es 100% seguro, pero nada es 100% seguro” concluyo.

La FDA en una revisión de 2015 sobre uso de medicamentos para el dolor durante el embarazo, incluyendo el acetaminofén, la agencia dijo que no se podían extraer “conclusiones confiables” de todos los estudios revisados debido a limitaciones de diseño u otros problemas.

La agencia recomienda que las mujeres embarazadas hablen con su médico antes de usar cualquier receta o medicamentos de venta libre.

“En términos generales sobre el paracetamol y el embarazo, siempre se debe tratar  de decir a las pacientes embarazadas que eviten la medicación cuando sea posible”, dicen algunos doctores.

Las alternativas para el alivio del dolor pueden ser masajes, paquetes calientes o fríos, o sentarse en una silla con buen respaldo para aliviar el dolor de espalda. Si la medicación es necesaria, se aconseja a los pacientes tomar la dosis más baja por el tiempo más corto.

Pero “en situaciones donde se necesita de verdad, el paracetamol sería la medicación de primera línea”.

VIDEOS RECOMENDADOS!

-------------------banner250x250


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *