Cosas Sorprendentes Que Ayudan Durante y Después Del Tratamiento Del Cáncer De Mama

En este artículo descubre algunas cosas sorprendentes que ayudan durante y después del tratamiento del cáncer de mama.

La acupuntura.

En esta práctica antigua, las agujas muy finas, el calor, o la presión se ponen en puntos de tu cuerpo. La investigación muestra que aumenta el sistema inmunológico y libera analgésicos naturales.

También puede frenar los efectos secundarios del tratamiento del cáncer de mama como náuseas, dolor, fatiga y ansiedad.

Pero no te saltes las visitas al médico porque estás recibiendo acupuntura. De hecho, asegúrate de que tu médico sepa que estás pensando en ello antes de probarlo.

Masajes.

Algunos hospitales tienen masajistas en el personal. El masaje puede disminuir el dolor. También puede ayudarte a relajarte antes de una tumorectomía, mastectomía o reconstrucción mamaria.

Después de la cirugía del cáncer de mama, un masaje especializado dado por un terapeuta especialmente entrenado puede ayudar a disminuir la hinchazón.

El yoga.

Esta forma de ejercicio conecta la respiración al movimiento. Reduce la frecuencia cardíaca, la presión arterial y las ondas cerebrales.

Las mujeres que toman clases de yoga mientras tienen radiación para el cáncer de mama dicen que se sienten menos cansadas ​​y estresadas.

Si puedes hacerlo regularmente, el yoga también puede disminuir la inflamación. Asegúrate de compartir tu historial médico con tu instructor para que sepa mejor cómo ayudarte.

El Tai Chi después del tratamiento del cáncer de mama.

Este antiguo arte marcial chino combina los movimientos lentos y graciosos del cuerpo con la respiración y la meditación. Relajar la mente de esta manera puede ayudar a fortalecer el cuerpo.

El Tai chi puede disminuir la inflamación en personas con cáncer de mama. Las mujeres que practican tai chi durante una hora, 3 tres veces a la semana también se sienten mejor sobre su salud y sus vidas.

Terapia artística.

No necesitas ser un buen artista para cosechar los beneficios de la terapia artistica. Al dibujar, pintar, esculpir o hacer artesanía, tienes la oportunidad de expresar temores y otros sentimientos que tal vez no quieras hablar.

Trabajar con un terapeuta del arte puede ayudarte a sentirte mejor con respecto a tu tratamiento. También se ha demostrado que alivia la ansiedad y la depresión. También puede ayudar a tu autoestima.

Pelucas para sentirte mejor.

Los efectos secundarios como pérdida de cabello y problemas de piel afectan a muchas mujeres. Algunas personas en tratamiento no les gusta salir de su casa porque no les gusta cómo se ven.

Cuando te sientes mejor con tu apariencia, puede mejorar tu calidad de vida y mantenerte fuerte. Busca una peluca, date un cambio de imagen. Algunos son gratuitos.

Terapia asistida por equinos después del tratamiento del cáncer de mama.

Los caballos son terapeutas naturales. Y ya que reflejan el lenguaje corporal de las personas a su alrededor, los caballos pueden ayudarte a ser más consciente de tus sentimientos.

Aprender a cuidar y montar un caballo crea confianza. En un pequeño estudio, las personas que participaron en la terapia con caballos sentían menos estrés. No estamos muy seguros de por qué, pero podría valer la pena intentarlo.

La terapia musical.

Escuchar tus canciones favoritas probablemente te ha ayudado a superar una ruptura o realizar un entrenamiento.

Esta capacidad de conectar con tus sentimientos es por qué la música también puede ayudarte durante el tratamiento del cáncer de mama.

Los estudios muestran que un programa con un terapeuta musical capacitado puede disminuir los niveles de dolor, mejorar el estado de ánimo y reducir la preocupación en personas con cáncer de mama. Pídele a tu médico recomendación.

Escribe sobre lo que te sucede – un diario.

Si escribes tus sentimientos sobre el cáncer de mama, desde tus esperanzas hasta tus mayores miedos, puedes notar menos síntomas físicos.

Escribir en un diario también puede aumentar tu estado de ánimo y ayudarte a ver el progreso que estás haciendo. No te preocupes por la ortografía o la escritura a mano. Simplemente dejate llevar y centrate en tus pensamientos y metas.

Los grupos de apoyo después del tratamiento del cáncer de mama.

No importa cuánto cuidado obtienes de amigos y familiares, un grupo de apoyo también puede ayudarte. El tiempo con otras mujeres que están pasando por la misma cosa puede ayudarte a sentirse menos sola.

Puedes hablar más sobre tus problemas ya que otros miembros del grupo saben por lo que estás pasando.

También puedes pedir consejos sobre qué esperar durante las diferentes etapas del tratamiento del cáncer de mama o cómo manejar los efectos secundarios.

VIDEOS RECOMENDADOS!

-------------------banner250x250