Cómo Identificar Los Errores Más Comunes En La Alimentación De Los Niños!

Errores Más Comunes En La Alimentación De Los Niños

Los errores más comunes en la alimentación de los niños es simplemente comer cada día más alimentos con alto contenido de azúcar y grasa, como por ejemplo las galletas, los pasteles y bocadillos, también beber refrescos todos los días y consumir menos frutas y verduras.

Esta confirmado que, una mala dieta aumenta las posibilidades de retardo en el crecimiento, ya que el niño puede no tener el aumento de peso adecuado para su edad o puede subir de peso rápido y grasa corporal, y eso aumenta las posibilidades de desarrollar enfermedades como la obesidad, anemia, presión arterial alta , problemas al corazón o el mismo cáncer, por ejemplo.

Por lo tanto, es aquí donde los padres deben adoptar estrategias para prevenir esta mala alimentación manteniendo una dieta saludable en el hogar para que el niño tenga buenos hábitos alimenticios.

Entonces, los errores más comunes en la alimentación de los niños son:

* No comer frutas y verduras a diario.

La falta de verduras y frutas afecta el crecimiento del niño, al igual que los alimentos ricos en fibra y vitaminas que contribuyen al desarrollo de los músculos y los huesos, así como de facilitar el buen funcionamiento del intestino y de hecho ayuda a absorber azúcares y grasas.

¿Cómo evitar el no comer frutas y verduras?: alentar a los niños para que coman las verduras puede ser mediante una sopa. Además, debes preparar platos coloridos, una comida que parece divertida aumenta el interés y la voluntad del niño para comer.

* El niño está bebiendo refrescos todos los días.

Los refrescos son muy altos en azúcar que luego aumenta el riesgo de resistencia a la insulina y causa la diabetes. También el niño puede contraer caries, dolor en el abdomen y el gases. Además, estas bebidas contienen sal y cafeína, que provoca cambios en la presión arterial.

¿Cómo evitar que el niño beba refrescos?: el niño debe comenzar a beber agua y jugos de frutas sin azúcar, porque el agua es vital para el control de la temperatura en su cuerpo y para mantener el buen funcionamiento del intestino.

* Que el niño permanezca mucho tiempo sin comer perjudica su salud.

Un ayuno prolongado causa que el intestino del niño se prepare para absorber la mayor cantidad de nutrientes como sea posible y el resto del cuerpo ahorre energía, entonces se gasta menos calorías en el día, es cuando el niño sube de peso y se almacena la grasa en el vientre.

¿Cómo evitarlo?: es realmente importante que el niño coma 3 veces en 3 horas, debe comer las comidas principales y aperitivos durante todo el día, ya que esto ayuda a controlar su peso y el azúcar en la sangre.

Además, muchos niños no toman el desayuno y se van a la escuela sin comer, este es un grave error, el niño disminuyen su concentración en la escuela porque existe una escasez de azúcar en la sangre, lo que causa dificultades de aprendizaje.

* Otro error en la alimentación de los niños es irse a la escuela con galletas, dulces, alimentos fritos y aperitivos insanos.

Estos alimentos son demasiado altos en azúcar y grasa que luego dificulta la digestión y disminuye la atención del niño en la escuela. Además, estos alimentos causan un muy alto consumo de calorías y entonces el niño se siente lleno muy rápido, lo que reduce el deseo de comer comidas saludables.

¿Cómo evitar este grave error?: el niño debe llevar a ala escuela fruta, pan, tostadas, queso, mermelada, leche, yogur y fruta seca para que tenga todos los nutrientes que necesita y pueda mantener la concentración en la clase, y así tener un mejor rendimiento académico.

Además de que el niño debe seguir una dieta equilibrada, el niño también debe practicar por lo menos 3 veces a la semana alguna actividad física durante unos 60 minutos. Si el niño tiene actividad física tiene ganas de comer.

– Las señales de una mala alimentación en los niños a continuación.

Algunas de las señales que te pueden ayudar a identificar si la dieta del niño es pobre pueden ser:

Volver con el almuerzo que llevó a la escuela;
Sus pantalones se ajustan en la cintura en dos meses;
Tienen un dolor de cabeza más de 2 veces al mes;
El niño siempre esté cansado y no quiere jugar;
El niño tiene la piel seca, los ojos secos, los labios hundidos o agrietados;
Pierde peso;
El niño se queda dormido en la escuela.
Su rendimiento escolar es inferior.

Estas pueden ser signos de una mala dieta en la alimentación de los niños para sus necesidades diarias, un consumo excesivo de alimentos ricos en azúcar o la falta de vitaminas, proteínas y minerales, puede causar anemia, diabetes o colesterol alto, por ejemplo .

Si el niño presenta estas fallas en su salud, inmediatamente debes llevar a tu niño al médico para que el pediatra observe al niño y recomiende un análisis de sangre si es necesario.

VIDEOS RECOMENDADOS!

-------------------banner250x250


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *