El Porque Comer Verduras Puede Impulsar Un Cerebro Envejecido

Las personas que comen verduras de hoja verde todos los días pueden mantener una mente más aguda a medida que envejecen, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores encontraron que, en comparación con las personas que raramente comían verduras de hoja verde, aquellos que tenían al menos una porción al día mostraron un envejecimiento cerebral más lento. Era como si hubieran quitado 11 años de su edad, en lo que respecta a su función cerebral.

Los hallazgos, publicados en la edición en línea de la revista Neurology, no prueban que las verduras, en sí mismos, ralenticen el envejecimiento cerebral. “No se puede llegar a esa conclusión basándose en estudios. Por el contrario, los resultados del estudio sugieren una asociación entre los dos.

Hay una creciente evidencia de cuán importante es la dieta y otros factores de estilo de vida para el envejecimiento saludable del cerebro. En lo que respecta a la comida, las verduras de hoja verde, como la espinaca, la col rizada, se destacaron del resto.

Los investigadores descubrieron que ciertos nutrientes, como la vitamina K, el folato y la luteína, parecían explicar en gran parte el vínculo entre las verduras de hoja verde y el envejecimiento cerebral más lento.

Sin embargo, eso no significa que las personas deban saltear las verduras a favor de los suplementos. Basándose en la investigación hasta ahora, “en realidad son las fuentes de alimentos de estos nutrientes que parecen ser importantes”.

La comida proporciona un complejo equilibrio de nutrientes que no se replica en una píldora. Además, la variedad de alimentos en la dieta de una persona es importante. Por ejemplo, algunos nutrientes en las verduras de hoja se absorben mejor cuando se consumen con grasa, como un aderezo para ensaladas a base de aceite.

El estudio incluyó a 960 adultos, entre 58 y 99 años, que respondieron preguntas sobre sus dietas y su estilo de vida. Los participantes del estudio también recibieron pruebas estándar de memoria y otras habilidades mentales.

Las personas en el 20 por ciento superior para el consumo de verduras de hoja verde suelen comer una porción al día. Eso es solo una taza de verduras en ensalada crudas o media taza de espinacas cocidas, col rizada o berza, por ejemplo.

En promedio, esas personas mostraron una disminución más lenta en las habilidades mentales, en comparación con sus compañeros que rara vez tocaban las hojas verdes. La diferencia fue equivalente a 11 años de envejecimiento.

“Esto no prueba causa y efecto”. “Pero no puedes equivocarte al agregar hojas verdes a tu dieta”. “Existe una idea errónea de que las verduras crudas son siempre mejores”. Pero cuando se trata de nutrientes solubles en grasa, como la vitamina E y la luteína, obtendrás más “por tu dinero” si las verduras están cocidas.

De nuevo, sin embargo, comer esas verduras cocidas con grasa aumentará la absorción de los nutrientes. Nadie va a salir mal comiendo vegetales de hojas verdes, pero también se insta a las personas a enfocarse en su estilo de vida en general.

La Asociación de Alzheimer encontró buena evidencia de que varias medidas en el estilo de vida pueden ayudar a mantener sano el envejecimiento del cerebro.

Esas medidas incluyen:

– Ejercicio regular.
– No fumar.
– Mantener un peso saludable.
– Mantener su sistema cardiovascular en buenas condiciones (controlando la presión arterial alta y la diabetes, por ejemplo).

– Permanecer mentalmente comprometido (leyendo o aprendiendo nuevas habilidades, por ejemplo).

La Asociación de Alzheimer también identificó hábitos alimenticios saludables. Un ejemplo es la dieta mediterránea: rica en vegetales, pescado, granos integrales y grasas insaturadas saludables, y baja en dulces, carnes rojas y alimentos procesados.

Los ensayos clínicos que prueban los efectos de la dieta y otras medidas de estilo de vida ya están en marcha. Una combinación de enfoques, que incluyen cambios en la dieta, ejercicio y compromiso mental y social.

VIDEOS RECOMENDADOS!

-------------------banner250x250

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *