5 Cosas Que Pasan Si Dejas De Tomar Sodas De Dieta

Sodas De Dieta

Tomaste le decisión de renunciar a la soda de dieta – pues ya te digo que eso es bueno para ti! Esta decisión sin duda va a mejorar tu salud, desde tu cabeza hasta tus pies.

¿Qué pasa si dejas de tomar sodas de dieta? La ciencia nos explica.

1. Puedes manejar mejor el consumo de alcohol.

Las sodas de dieta te hace borracho. Es de suponer que te pongas a mezclar vodka con soda. La bebida pasa por el estómago de forma más rápido, provocando un aumento en la concentración de alcohol en la sangre, según estudios probados.

Si hablamos de aquellos refrescos de dieta que contienen cafeína, es aún peor. Se comprobo que aquellas personas que utilizan, por ejemplo, las bebidas como la Coca Cola, en estado de embriaguez. Buscan la mejor opción una bebida de dieta. Es dulce natural, sin añadir azúcar.

2. La acumulación de grasa disminuye.

Nuestras hormonas, es decir la de los seres humanos contienen la explicación del aumento de peso cuando intercambiamos la soda regular por la soda de dieta.

Un estudio que se hizo sobre la diabetes encontró que el hecho de beber solo 2/3 de una lata de soda de dieta antes de comer, programa el páncreas para liberar muchos acumuladores de hormonas de grasa, la insulina. Peor aún, se corre el riesgo de contraer la diabetes.

3. La concentración mejora y disminuyen los dolores de cabeza.

Ahora que finalmente renunciaste e beber sodas de dieta, seguramente vas a notar un mayor razonamiento con más claridad que antes. Esto es porque las sustancias que le dan el sabor artificial a la soda de dieta, tiene efectos en los nervios y el sistema de recompensa del cerebro.

Esto mismo causa dolores de cabeza, ansiedad e insomnio, según estudios realizados. Otro estudio descubrio que los ratones que bebían refrescos de dieta tenían células y terminaciones nerviosas dañadas en la región del cerebelo – justo en la parte del cerebro responsable de las funciones motoras.

4. Si dejas de tomar las sodas de dieta, la comida es más sabrosa que antes.

De verdad te digo que no es tu imaginación: después de dejar de beber estás sodas, la comida realmente parece tener más sabor. Esto es porque los edulcorantes artificiales sobrecargan las papilas gustativas. El aspartamo es 200 veces más dulce que el azúcar comun. El splenda, es otro edulcorante 600 veces más dulce.

Una tomografía echa al cerebro puede mostrar que la soda de dieta cambia los receptores del sabor dulce en el cerebro, lo que aumenta la voluntad de consumir más azúcar – en lugar de no hacerlo.

Sin embargo, tus opciones por los bocadillos cambian. En vez de elegir directamente los alimentos azucarados o salados, puedes darte cuenta que quieres una manzana o una rebanada de queso.

5. Los numeros en la balanza finalmente comienzan a bajar.

Aunque es probable que comenzaste a tomar las sodas de dieta para perder peso, es sólo un truco que no funciona. Un estudio de nueve años demostro que los adultos que bebían sodas de dieta aumentaron la grasa abdominal, a pesar de que la bebida no contiene calorías. También se demostro que una lata al día incrementa tus probabilidades de contraer obesidad.

Para obtener más ayuda y llegar a perder toda esa grasa de tu cuerpo, mira este video, Haz click AQUI!.

MATERIAL RECOMENDADO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *