10 Consejos De Cardio Para Ayudarte a Perder Peso Más Rápido

Probablemente ya sepas que la incorporación de ejercicios de cardio en tu rutina diaria es una de las mejores maneras de quemar grasa. Los ejercicios cardiovasculares son útiles, ya sea que desees perder peso más rápido, quemar grasa, mejorar tu salud, o los tres. Hay muchas opciones para hacer ejercicio cardiovascular, en interiores y al aire libre.

Caminar, trotar, correr, andar en bicicleta, intervalos aeróbicos de alta intensidad, ejercicios de intervalos elípticos y tabata son solo algunos ejemplos. Como el aumento de peso está relacionado con diferentes tipos de problemas de salud, desde la diabetes hasta las enfermedades del corazón, cada vez más personas confían en los ejercicios de cardio para ayudarlos a perder peso más rápido. Pero solo hacer ejercicios de cardio no es suficiente.

Debes hacer tus entrenamientos de cardio de forma adecuada para cosechar los beneficios. Junto con eso, una buena dieta y un estilo de vida saludable son una necesidad para un cuerpo sano y en forma. Entonces, si quieres quemar grasa o bajar algunas libras, asegúrate de hacerlo correctamente. Estos son los 10 mejores consejos de cardio para ayudarte a perder peso más rápido.

1. Primero el calentamiento.

Antes de comenzar tu ejercicio de cardio, se recomienda hacer al menos una sesión de calentamiento de 5 minutos. Los ejercicios de calentamiento promueven el flujo sanguíneo en todo el cuerpo, incluidos los músculos. También prepara tu corazón para el esfuerzo inminente.

Otro beneficio del calentamiento es que aumenta la temperatura de tu cuerpo, lo que a su vez purga tu cuerpo con oxígeno saludable que es esencial para una sesión de entrenamiento efectiva. Esto finalmente te ayudará a perder peso de manera más efectiva e incluso a prevenir lesiones relacionadas con el entrenamiento.

2. Enfríate después del entrenamiento.

Cuando termines tu entrenamiento de cardio, evita apresurarte para tomar una ducha rápida y salir corriendo al trabajo. En cambio, dale tiempo a tu cuerpo para que se enfríe. Recuerda que refrescarte después de un entrenamiento es tan importante como el calentamiento.

Después de la actividad física, tu corazón aún late más rápido de lo normal, la temperatura de tu cuerpo es más alta y tus vasos sanguíneos están dilatados. Cuando te refrescas después de la actividad física, permites que la temperatura de tu cuerpo regrese a la normalidad. Cuando te calientas y te enfrías adecuadamente, te ayudará a quemar más calorías cuando estés entrenando. Para refrescarte, acuéstate por un tiempo y practica la respiración profunda.

3. Estirarte apropiadamente para perder peso más rápido.

Hacer ejercicios de cardio promueve la pérdida de peso mediante el aumento de la actividad muscular y obligando a tu cuerpo a quemar calorías. Para cosechar estos beneficios, el estiramiento es imprescindible.

Estirarte antes de un entrenamiento flexiona los músculos y promueve el movimiento a través de ellos. Esto significa que podrás moverte libremente durante tu ejercicio de cardio. También ayuda a tus músculos a desarrollar más fuerza durante el entrenamiento con pesas y mantiene tus músculos fuertes.

Además, ayuda a tu cuerpo a prepararse para la actividad y reduce el riesgo de sufrir lesiones relacionadas con el ejercicio. Después de tu entrenamiento, haz algo de estiramiento nuevamente. Esto puede ayudar a reducir la acumulación de ácido láctico, lo que puede provocar calambres musculares dolorosos y rigidez.

4. Agrega variedad a tu rutina de cardio.

Hacer los mismos ejercicios de cardio a diario no te ayudará a perder peso más rápido. Cuando realizas los mismos ejercicios todos los días, tu cuerpo se acostumbra, lo que provoca poca o ninguna pérdida de peso. Por otra parte, puede conducir al desarrollo muscular en algunas áreas del cuerpo más que en otras.

Además, seguir la misma rutina de ejercicios conduce al aburrimiento y pronto dejas de hacerlo. La solución es evitar hacer los mismos ejercicios de cardio repetidamente e incluir una variedad de ejercicios en tu rutina.

5. Haz algo de ejercicio durante los fines de semana.

Después de seguir una rutina estricta de ejercicios durante toda la semana, no se ponga flojo durante el fin de semana. Esto puede retrasar significativamente sus esfuerzos de pérdida de peso.

Si bien es cierto que durante el fin de semana es probable que desees un descanso de tu rutina de cardio intenso, todavía hay muchas actividades divertidas que no parecen ejercicio sino que ayudan a perder peso más rápido. Por ejemplo, visita una playa cercana y disfruta corriendo en la arena o nadando. Además, puedes andar en bicicleta y explorar nuevas áreas de tu vecindario.

6. Dale prioridad a la intensidad para perder peso más rápido.

Cuando se trata de ejercicios de cardio para bajar de peso, muchas personas comienzan a correr. Si también prefieres correr para perder peso, haz que la “intensidad de funcionamiento” sea la primera prioridad, no la distancia.

Es la intensidad de tu carrera lo que te ayudará a alcanzar tu objetivo de perder peso más rápido. Por lo tanto, en lugar de seguir con el funcionamiento prolongado, lento y constante, agrega algunos intervalos de alta intensidad a tu rutina de ejecución.

Esto se puede hacer fácilmente al correr a tu ritmo normal durante 60 segundos, luego aumenta la velocidad durante 30 segundos. Continúa con tu sesión de correr siguiendo este patrón durante aproximadamente 30 minutos o según lo permitan tus niveles de condición física. Recuerda siempre que los intervalos de alta intensidad ayudarán a tu cuerpo a quemar más grasa después de tu entrenamiento, también.

7. Come antes de un entrenamiento de cardio intenso.

Si tienes el hábito de no comer antes de los entrenamientos intensos de cardio, entonces no puedes obtener los beneficios. Hacer cardio con el estómago vacío puede causar la falta de la energía necesaria para desafiar tu cuerpo de manera adecuada. Para mantener tu nivel de energía alto, come algo antes de comenzar tu ejercicio de cardio intenso.

Sin embargo, esto no significa que debas tener una comida completa. Todo lo que necesitas es un pequeño refrigerio que no te agobiará. Idealmente, consume un refrigerio saludable bajo en calorías que aumentará tu energía, como una barra de proteína o un plátano. Además, no te olvides de beber agua para evitar la deshidratación.

8. Elige la ropa y los zapatos adecuados.

Para aumentar tu ritmo o velocidad durante tu sesión de cardio, es importante elegir la vestimenta y los zapatos correctos. Ya sea que tu entrenamiento de cardio implica correr, caminar, deportes o equipos de gimnasio, un zapato deportivo decente es imprescindible.

Usar los zapatos correctos mientras haces ejercicio intenso reducirá el riesgo de lesionarte. Recuerda que las lesiones causadas por zapatos inapropiados pueden desbaratar innecesariamente tu intento de adelgazar o perder peso más rápido. Al igual que los zapatos, tu ropa y tu equipo también pueden ayudar a mantenerte cómodo. Siempre usa ropa ligera que ayuda a absorber el sudor.

9. Bebe agua.

Cuando haces un ejercicio intenso de cardio, tu cuerpo está sudando y perdiendo agua. Para ayudar a tu cuerpo a recuperarse, es importante beber agua con más frecuencia. Si no bebes suficiente agua, es probable que te deshidrates, aumenta la presión arterial y reduce el gasto cardíaco, lo que reduce la cantidad de oxígeno que llega a los músculos.

Esto a su vez significa que tu cuerpo se volverá altamente ineficiente y no se beneficiará de la sesión de entrenamiento, lo que significa que no podrás alcanzar tu objetivo de pérdida de peso. Entonces, antes de comenzar tu sesión de cardio, bebe un poco de agua. Además, bebe agua de vez en cuando durante tu entrenamiento.

10. Nunca te saltes las comidas.

Otro consejo para ayudarte a perder peso más rápido es nunca omitir las comidas. En cambio, concéntrate en comer saludablemente. Para promover una pérdida de peso más rápida, sigue una dieta baja en carbohidratos y baja en calorías.

Tu dieta debe estar llena de nutrientes como fibra, proteínas, vitaminas, minerales y antioxidantes. Los alimentos como las frutas, los vegetales con almidón y los productos lácteos contienen muchos nutrientes vitales y deben incluirse en tu dieta.

Al mismo tiempo, come los tipos correctos de grasa. Hay algunos tipos diferentes de grasa en la dieta que puedes consumir. Elije alimentos saludables para el corazón que sean más altos en grasas insaturadas y grasas omega-3 como pescados grasos (salmón, caballa, atún o sardinas), aceitunas o aceite de oliva, nueces y mantequillas de nueces, semillas de lino y aguacates.

Otro consejo importante es comer 5 o 6 comidas pequeñas al día para evitar picos de azúcar en la sangre y minimizar las ganas de atracones. Todos estos consejos te ayudarán a perder peso más rápido.

MATERIAL RECOMENDADO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *